Iniciativas del MARN contribuyen a reforzar la adaptación y mitigación al cambio climático

Fecha de publicación: 24 / oct. / 2020

Incremento en la temperatura, tormentas, aumento de lluvia en algunos lugares y sequía en otras zonas,  son efectos que genera el cambio climático, un problema ambiental global que avanza silencioso, causa emergencias y obliga a los países a crear medidas de protección.

Cada 24 de octubre se conmemora el Día Mundial contra el Cambio Climático. En Guatemala existen iniciativas y acciones concretas que permiten la mitigación, adaptación y reducción de los efectos.

El país está entre las primeras 10 naciones con alta vulnerabilidad a los efectos acelerados del cambio climático, debido a su posición geográfica en el istmo centroamericano, entre los océanos Pacífico y Atlántico, esta zona es una ruta de los ciclones tropicales anuales y la influencia de los eventos climáticos como El Niño y de La Niña.

Las consecuencias de este fenómeno han traído en la última década inundaciones, sequías y variaciones extremas de temperatura que han afectado a la producción agrícola y generado inseguridad alimentaria. Los efectos del cambio climático afectan a toda la población. Si no se toman medidas drásticas será más difícil y costoso adaptarse a consecuencias futuras.

En Guatemala, el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) dirige sus esfuerzos en iniciativas que contribuyen a la adaptación y mitigación del cambio climático. Como herramientas legales, cuentan con una Ley Marco de Cambio Climático y la Política Nacional de Cambio Climático, alineadas al Plan de Desarrollo Katún.

Además, fue actualizado el Plan de Acción Nacional sobre Cambio Climático (PANCC), que incluye acciones prioritarias para reducir la vulnerabilidad, mejorar la capacidad de adaptación y mitigación, con el fin orientar a la institucionalidad pública y a los diferentes sectores del país.

Luisa Tabín, quien dirige la Dirección de Cambio Climático del Viceministerio de Recursos Naturales y Cambio Climático del MARN, explicó que otra respuesta es el Plan de Adaptación de Zonas Marino Costeras y de Adaptación para la Agricultura. También está la implementación del marco político y legal de la "Ley marco para regular la reducción de la vulnerabilidad, la adaptación obligatoria ante los efectos del cambio climático y la mitigación de gases de efecto invernadero", y una propuesta de Guía Metodológica para la Reducción de la Vulnerabilidad ante el Cambio Climático.

Según Tabín, uno de los proyectos en desarrollo es el Canje de Deuda para la Adaptación al Cambio Climático, se ejecuta en seis municipios de Quiché situados en el Corredor Seco. El objetivo en esa zona es aumentar la resiliencia, adaptación de sus paisajes productivos y los sistemas socioeconómicos de las poblaciones vulnerables.

“En acciones de Mitigación, Guatemala ha recibido apoyo directo para crear capacidades técnicas y financieras, llevar a cabo medidas de mitigación y el fortalecimiento de los mecanismos de medición para la implementación de estrategias e inventarios nacionales de Gases de Efecto Invernadero (GEI), que permitirán realizar acciones precisas en materia de mitigación, aportando así a la Contribución Nacionalmente Determinada”, indicó la experta.

 

Comprometidos con el ambiente

Guatemala tiene compromisos nacionales e internacionales para afrontar el problema

ambiental, uno de ellos es reducir las emisiones de GEI con recursos propios en un 11.2%, y con el apoyo técnico y financiero de la cooperación internacional hasta un 22.6% de las emisiones totales proyectadas al año 2030.

Pese a que el país representa solo el 0.004% de las emisiones de gases mundiales, y no es un territorio con alto índice, desde el MARN se generan instrumentos jurídicos y técnicos, así como instancias de gobernanza, que han permitido avanzar en controlar el problema.

La directora de Cambio Climático del MARN recordó que recientemente se desarrolló el Sistema Nacional de Información sobre Cambio Climático (SNICC), una herramienta que integra la información relacionada con cambio climático (adaptación, mitigación Inventarios de GEI y financiamiento), necesaria para el cumplimiento de objetivos y reportes.

En cuanto a los compromisos internacionales, Tabín mencionó la ratificación del Acuerdo de París ante la Convención Marco de Naciones Unidas sobre de Cambio Climático, que busca mantener la temperatura mundial muy por debajo de los 2ºC y limitar ese aumento a 1.5ºC.

 

Contribuir con el planeta

La actividad humana ha generado consecuencias que ponen en peligro la supervivencia de la flora y fauna. El cambio de los ecosistemas, aumento de la desertificación, derretimiento de los polos y la subida del nivel del mar, causan la aparición de eventos meteorológicos extremos, pérdida de la biodiversidad, extinción de especies, destrucción de los medios de subsistencia y económicos, especialmente en países en desarrollo como Guatemala.

La educación ambiental ha sido una herramienta para involucrar a la población y generar un cambio de actitud, encaminada a la protección y conservación de nuestros recursos naturales. El ministro Mario Rojas Espino, titular del MARN, impulsa programas a nivel nacional que capacitan y crean agentes de cambio en sus comunidades.

“Todo el año hemos trabajado con una estrategia de concientización, la contaminación es uno de los temas más fuertes. Guatemala limpia es posible solo si los ciudadanos se comprometen con hacer su parte. Como Gobierno estamos comprometidos al 100 por ciento con nuestra responsabilidad y esperamos que la población lo haga también”, manifestó Rojas Espino.

Este mes también se conmemoró el Día Mundial de la Alimentación, un tema vinculado estrechamente con el cambio climático. Ricardo Rapallo, representante de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO, en inglés), dijo que cultivar, nutrir y preservar, es lo que vincula la alimentación, producción y el agro con la conservación del medio ambiente y la contribución que se da para mejorar y ser resilientes al cambio climático.

“Las políticas que implementa el Ministerio de Ambiente y el Gobierno, van en sentido de mejorar la producción, alimentación y los recursos económicos, de la mano con la conservación de los recursos naturales y por tanto más responsables con el cambio climático”, añadió Rapallo.

El MARN cumple con sus responsabilidades para enfrentar y reducir los efectos del fenómeno natural, sin embargo, depende de todos los sectores guatemaltecos aportar acciones integrales que permitan conservar el medio ambiente y evitar la alteración de los ecosistemas, para tener un mejor país.