Proyecto de adaptación al cambio climático refleja resultados en El Progreso

Fecha de publicación: 16 / jul. / 2020

Agricultores que participan en el proyecto de Adaptación al Cambio Climático en el Corredor Seco de Guatemala, han visto los primeros resultados que generan las buenas prácticas ambientales en sus cultivos.

El proyecto es desarrollado por el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y financiado por el Banco de Desarrollo de Alemania (KFW). Además, cuenta con la asistencia técnica del Instituto Nacional de Bosques.

La adaptación al cambio climático tiene como objetivo mejorar los sistemas productivos en la gestión sostenible del agua, suelo y bosque, como una medida de adaptación a los efectos negativos del cambio climático de las comunidades.

La delegación del MARN en El Progreso, visitó a los agricultores de las aldeas Escaleras y Tecuiz, en San Agustín Acasaguastlán, ya que son parte de la iniciativa. En esta fecha los cultivos están en etapa de siembra y fertilización, un momento oportuno para identificar avances.

Según la delegación, las prácticas de conservación de la tierra, como evitar la quema del rastrojo (restos de tallos y hojas que quedan en un terreno tras cortar un cultivo) y el manejo del mismo, contribuye a la protección del suelo.

“También han aprendido sobre la germinación de la semilla de maíz, lo que garantiza una buena producción, más en este tiempo que la lluvia ha sido suficiente para el desarrollo de los cultivos”, explicó Walter Cardona, delegado del MARN en el Progreso.

Con la adaptación al cambio climático se intenta reducir la deforestación, aumentar el rendimiento en la producción de granos básicos y la participación de las mujeres en los sistemas de producción agrícola y agroforestal.