Programa de reforestación del MARN permitió plantar 480 mil árboles en 2020

Fecha de publicación: 20 / abr. / 2021

 

Guatemala, 20 de abril de 2021. Los bosques proveen aire puro, por lo que sembrar un árbol es proteger los ecosistemas y la biodiversidad. Los bosques también crean barreras que permiten a la humanidad enfrentarse a los efectos del cambio climático.

La reforestación es un programa permanente del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), dirigido por el ministro Mario Rojas Espino, y en el 2020, alcanzó a 128 municipios por medio de las delegaciones departamentales, quienes plantaron 480 mil 550 árboles a nivel nacional, una iniciativa que contó con el apoyo de los gobiernos locales, organizaciones ambientalistas y voluntarios.

Esta reforestación facilitó recuperar 452.86 hectáreas en los 22 departamentos, principalmente en Alta y Baja Verapaz, Jutiapa, Quiché y Suchitepéquez.

Los bosques son pulmones del planeta, cubren el 30 por ciento de la superficie terrestre, y resguardan al 75 por ciento de la biodiversidad mundial, según el estudio del Estado de los Bosques del Mundo (SOFO, en inglés), de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

 

 

Con los programas de reforestación del MARN, durante el 2020, se logró proteger y reforzar 59 cuencas y subcuencas, lo que permite la regulación del flujo de agua, mantener la calidad hidrográfica, reproducción de flora y fauna silvestre.

Los árboles plantados fueron donados por el Instituto Nacional de Electrificación (INDE), por medio de una alianza interinstitucional por el medio ambiente.

“Lamentablemente cada año se reduce la masa boscosa de Guatemala, por lo que el MARN y el INDE unen esfuerzos para generar proyectos de reforestación utilizando especies que sean adecuadas para las diferentes regiones del país, y de esa forma reforzar nuestros bosques”, afirmó el ministro Rojas Espino.

Los programas de reforestación son considerados como un escudo poderoso en la lucha contra el cambio climático. Los árboles limpian el aire, proporcionan oxígeno y alimento, generan oportunidades económicas, reducen las inundaciones, entre otros beneficios que aseguran la vida en el planeta Tierra.

Entre las especies plantadas por el MARN destacan: jacaranda, madrecacao, matilisguate, malo blanco, caoba, cedro, pino moctezuma, pino oocarpa, guayaba, nance, naranja, mandarina, cuje, torrelina, ciprés común y romano, almendro, entre otros. Para su siembra, el MARN tomó en cuenta las condiciones del suelo por región.

 

 

Las delegaciones departamentales del MARN coordinan con las municipalidades las áreas a reforestar, posteriormente se hace un monitoreo, seguimiento y evaluación para establecer el impacto en la zona. 

En este 2021 se tienen proyectados 500 mil árboles para todo el país, lo que reforzará aún más los bosques guatemaltecos. El invierno es la temporada idónea para sembrar árboles, ya que la tierra tiene abundante agua y es un momento oportuno para reforestar aquellas áreas que han sido depredadas por el ser humano.

El trabajo del MARN, bajo la dirección del presidente Alejandro Giammattei, se apega a la Política General de Gobierno 2020-2024, que busca solucionar la problemática de la gestión sostenible del ambiente y los recursos naturales, contrarrestar los efectos adversos del cambio climático, reducir la vulnerabilidad y aumentar la capacidad de adaptación.

En el año del Bicentenario de Guatemala, el Ministerio de Ambiente reitera su compromiso con la población guatemalteca, por lo que seguirá impulsando los proyectos y programas que promueven un medio ambiente más saludable y mejor para todos.

Más noticias: