MARN lanza proyecto para fortalecer la resiliencia ante el cambio climático

Fecha de publicación: 18 / feb. / 2021

El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), como coordinador del comité directivo del proyecto Altiplano Resiliente, presentó oficialmente el programa “Fortalecimiento de la resiliencia de los medios de vida ante el cambio climático en las cuencas altas del altiplano de Guatemala”.

Esta iniciativa se ejecutará durante siete años y permitirá reducir los impactos del cambio climático en el ciclo hidrológico de los ecosistemas del altiplano guatemalteco, lo que permitirá mejorar la seguridad alimentaria, recarga y producción hídrica mediante mejores prácticas de uso de la tierra.

El lanzamiento estuvo a cargo del ministro del MARN, Mario Rojas Espino, acompañado de Grethel Aguilar, directora regional de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN); Daniel Kang, director de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (Koica); Yeison Samayoa, director del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh); Rony Granados, gerente del Instituto Nacional de Bosques (INAB), y el viceministro del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), José Miguel Duro.

 

“El cambio climático es una realidad y ha afectado al país de diferentes formas. Los eventos del año 2020, las tormentas Eta e Iota, son un ejemplo de lo devastadores que pueden llegar a ser los eventos extremos en nuestro país y en la región centroamericana”, expresó Rojas Espino.

 

El ministro aseguró que este proyecto desarrollará nuevas oportunidades económicas sostenibles, ya que involucra a distintos actores que ejercen una ciudadanía activa y participativa en la toma de decisiones en materia de desarrollo. Además, facilitará el aprovechamiento de inversiones públicas, prácticas climáticas inteligentes de adaptación y mitigación al cambio climático y la restauración de áreas degradadas.

El proyecto beneficiará a 132 mil personas y logrará rehabilitar 22 mil 500 hectáreas, aptas para la recarga hídrica en las partes altas de las cuencas de los ríos Samalá, Chixoy, Coyolate y Motagua, en los departamentos de Chimaltenango, Quetzaltenango, Quiché, Sololá y Totonicapán.

La ejecución estará a cargo del MARN, en conjunto con UICN, INAB, MAGA, Insivumeh, la Fundación para la Conservación de los Recursos Naturales y Ambiente de Guatemala, y el Instituto de Investigación y Proyección sobre Ambiente Natural y Sociedad de la Universidad Rafael Landívar.

 

 

Los fondos de este proyecto son aportados por el Fondo Verde del Clima (US$22 millones), la Agencia Koica (US$4.6 millones), y un aporte del Gobierno de Guatemala, por medio del Programa de Incentivos Forestales (US$5 millones).

El director de Koica manifestó que se debe fortalecer la resiliencia de las personas y medios de vida, por lo que  “Koica está comprometida y apoya a Guatemala para alcanzar las metas de acción climática y el proyecto de Altiplano Resiliente”.

El viceministro del MAGA dijo que la coordinación interinstitucional permite robustecer las capacidades de respuesta y concientizar a las poblaciones para reducir la fragilidad del país por medio de la resiliencia. “Implementar planes también ayuda a garantizar la seguridad alimentaria del país”, afirmó Duro.

Por su parte, el gerente del INAB explicó que el proyecto contribuye a los objetivos de desarrollo sostenible del país y facilita tener más bosques para más vida.

 

 

Más noticias:

.