La responsabilidad de cuidar el ambiente es una tarea compartida

Fecha de publicación: 12 / may. / 2020

El confinamiento motivado por el Covid-19 puede convertirse en una oportunidad para que como guatemaltecos podamos asumir una cultura de consumidores responsables, al lograr darle un buen uso a los desechos sólidos que generamos a diario. Cuidar el ambiente es una responsabilidad compartida. 

El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), con el fin de promover la protección del ambiente y del planeta, brinda una serie de recomendaciones a la población para que se consuman productos reciclables, que se adquiera lo necesario y que se priorice las compras en sus respectivas comunidades, aseguró Jorge Grande, jefe del Departamento para el Manejo de los Residuos y Desechos Sólidos.

Uno de los aspectos importantes es consumir lo necesario, posteriormente implementar la acción de reducir, reutilizar y reciclar, por el bien de la ecología.

Una segunda prioridad se enfoca en la compra de productos alimenticios. En esta parte debería prevalecer que los distintos productos se adquieran en los locales comerciales de las respectivas comunidades y especialmente si son ecológicos.

También se debe evitar la compra de materiales desechables o materiales no reciclables, es decir, evitar el uso de bolsas, plásticas, cubiertos  y vasos plásticos o de duroport, que suelen ofrecer algunos distribuidores de comida en su servicio para llevar. La mejor alternativa es optar a productos que puedan ser reutilizados o llevar sus utensilios para que le pongan allí su comida.

Las recomendaciones antes mencionadas buscan reducir los efectos negativos de las actividades humanas que causan el deterioro ambiental.

Para darle un mejor tratamiento a los desechos sólidos se pueden clasificar en orgánicos, que son todos aquellos que se pudren o descomponen, como los restos de comida. Los inorgánicos son todos los que no se pudren o degradan y deben ser tratados de manera adecuada; como vidrio, papel, plástico, aluminio, cartón.

Se estima que en Guatemala la generación per cápita de residuos y desechos sólidos comunes es de 1.14 libras por habitante al día, en donde la composición de desechos  sanitarios representa el 14 por ciento. Sin embargo, se estima que la emergencia sanitaria en el país ante la pandemia Covid-19 podría aumentar por el uso de guantes, mascarillas, entre otros, según la Guía Práctica para el Manejo de Residuos y Desechos Sólidos Comunes emitida por el MARN.