Baja Verapaz y Chimaltenango fortalecen sus bosques

Fecha de publicación: 14 / sep. / 2020

Como parte del Proyecto de Adaptación al Cambio Climático en el Corredor Seco de Guatemala, el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) entregó 1 mil 850 árboles con fines forestales y energéticos para los beneficiarios del programa en Baja Verapaz.
Las plantas fueron distribuidas entre los pobladores de la aldea Laguna Patzijón y Chitanil, municipio de Cubulco. Las especies fueron donadas por el Instituto Nacional de Electrificación (INDE) y repartidas con apoyo de los líderes ambientales de Baja Verapaz.

Los árboles distribuidos fueron de las especies pino, aripín y eucalipto, que ayudarán a diversificar la producción en parcelas agrícolas, por medio de sistemas agroforestales. En Laguna Patzijón se benefició a 40 pequeños productores y 25 en Chitanil.
Ronaldo Camey, coordinador departamental del proyecto, explicó que diversificar la producción de árboles beneficia, porque proveen  madera, leña, la conservación del suelo, reducen la  infiltración del agua y ante todo, la producción de oxígeno.

El Proyecto de Adaptación al Cambio Climático es financiado por el Banco de Desarrollo de Alemania, coordinado por el MARN y con apoyo del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación y el Instituto Nacional de Bosques.

Por otra parte, la delegación de Chimaltenango reforestó con 100 árboles de ciprés, plantados con apoyo de vecinos, un área verde en San Andrés Itzapa. El espacio es parte de la colonia Colinas de San Andrés, que busca proteger los recursos naturales de la comunidad y que los habitantes sean guardianes del bosque, informó Luis Gómez, de la delegación del MARN.