Guatemala en proceso de Ratificación de la Enmienda de Kigali para eliminar de forma gradual los refrigerantes Hidrofluorocarbonos (HFC)

 

¿Qué es la Enmienda de Kigali y cuál es su función?

El 15 de octubre de 2016, Guatemala aprueba la Enmienda de Kigali en la ciudad de Ruanda África, fue aprobada por unanimidad por los 197 países, durante la reunión de las Partes del Protocolo de Montreal sobre las Sustancias Agotadoras del Ozono (SAO), dichas partes llegaron a un acuerdo para la eliminación gradual de los hidrofluorocarbonos (HFC).

Los HFC son comúnmente utilizados como alternativa a ciertas sustancias agotadoras de ozono (SAO). Mientras que los HFC no son en sí agotadores de ozono, sí son gases de invernadero que pueden tener potenciales de Calentamiento global (PCG) altos o muy altos, más o menos entre 121y 14,800.

La eliminación de los HFC bajo el Protocolo de Montreal ha sido objeto de negociación entre las Partes desde 2009 y el acuerdo alcanzado mediante la Enmienda de Kigali (Decisión XXVIII/1 y Decisión adjunta XXVIII/2) da la continuidad al legado histórico del Protocolo de Montreal.

La Enmienda de Kigali incorpora en el Protocolo de Montreal la producción y el consumo futuros de hidrofluorocarburos (HFC), lo cual supondrá una importante contribución a la lucha contra el cambio climático. El control de la producción y el consumo de los HFC se suma así a los beneficios climáticos ya alcanzados por el Protocolo de Montreal mediante la eliminación progresiva de las sustancias que agotan la capa de ozono (SAO), entre las que figuran los CFC y los HCFC.

Los HFC son sustancias químicas que no agotan la capa de ozono. Se empezaron a utilizar en la década de 1990 como alternativas a los CFC y a los HCFC. El creciente uso de los HFC se vio estimulado por la necesidad acuciante de alternativas costo-efectivas a las SAO. El uso de los HFC ha facilitado la rápida eliminación de las SAO y ha contribuido a proteger la frágil capa de ozono que rodea nuestro planeta. Sin embargo, el alto potencial de calentamiento atmosférico(PCA) de los HFC representa una gran desventaja, motivo por el cual se debe fomentar el uso de alternativas que no dañen la capa de ozono y tengan a la vez un bajo impacto climático.Entre los productos químicos fluorocarbonados, incluidos los HFC, se encuentran muchos de los gases de efecto invernadero más potentes. En términos de impacto sobre el calentamiento global, el liberar 1 kg de cierto fluorocarburo suele ser entre 1.000 y 10.000 veces peor que la liberación de 1 kg de CO2. Se ha demostrado que el uso de sustancias alternativas a los HFC en mercados clave de usuarios finales, como la refrigeración y el aire acondicionado, constituye una de las formas más rentables de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. En virtud de la Enmienda de Kigali, se prevé una reducción del 85% en el uso mundial de HFC antes del año 2050. Esta reducción del consumo mundial de HFC podría evitar un calentamiento de hasta medio grado centígrado.

Cabe señalar que los CFC presentaban, no obstante, un PCA más alto incluso que los HFC. Así, si bien el objetivo de la eliminación de los CFC era proteger la capa de ozono, tuvo además un efecto muy positivo en términos de reducción del impacto sobre el cambio climático. Para seguir en esta línea, las Partes del Protocolo de Montreal coinciden en que sería oportuno trabajar en la reducción del consumo de los HFC.

La Enmienda de Kigali entrara en vigor el 1 de enero de 2019, siempre que sea ratificada por al menos 20 países Parte del Protocolo de Montreal (o 90 días después de la ratificación por la 20ava parte, lo que venga más tarde). Actualmente la han ratificado a la fecha más de 20 países, Chile fue el primero de Latinoamérica y Ecuador el segundo en ratificarla.

Mercados que se verán afectados

El principal mercado de los HFC es el de la refrigeración, aire acondicionado y bombas de calor. La Enmienda de Kigali podría afectar a la mayoría de las aplicaciones de este sector, por ejemplo, la refrigeración doméstica, refrigeración de supermercados, refrigeración comercial e industrial, el aire acondicionado de edificios y aire acondicionado de los automóviles. La fabricación de espuma aislante, los aerosoles y los productos para el control de incendios son otros de los mercados que se verán afectados.

Estructura del proceso de reducción de los HFC

El objetivo de la reducción progresiva de los HFC es fomentar el uso de alternativas de bajo Potencial de Calentamiento Atmosférico (PCA) y reducir el consumo y las emisiones de HFC con alto PCA. El proceso de reducción está estructurado desde un enfoque de “canasta” que tiene en cuenta el conjunto de los gases. El progreso se mide en términos de reducción de las toneladas de CO2 equivalente de todos los HFC consumidos. Esto favorece el uso de gases de bajo PCA y tecnologías de bajo índice de fuga, sin impedir el uso de algunos gases de alto PCA cuando no se disponga de una alternativa rentable.

Alternativas comerciales de bajo PCA

Algunos sectores ya utilizan alternativas de bajo PCA. Por ejemplos cientos de millones de refrigeradores domésticos utilizan refrigerantes a base de hidrocarburos y para finales del 2010, más de 10 millones de automóviles utilizaran aire acondicionado con alternativa de bajo PCA. En algunos mercados complejos es posible que mantengan un uso residual de HFC de alto PCA, por lo cual la Enmienda de Kigali plantea no tanto su eliminación como su reducción gradual.

 

Calendario para la reducción y eliminación de los Hidrofluorocarbonos (HFCs) de los países Artículo 5 y no-Articulo 5.

La Enmienda de Kigali plantea un calendario para la reducción gradual de los HFC para 4 grupos de países diferentes. La mayoría de los países que no operan al amparo del artículo 5, es decir países desarrollados, comenzarán el proceso de reducción en 2019 y deberán lograr la disminución del 85% con respecto a su línea base para el año 2036. Por otra parte, los países de artículo 5 se dividen en 2 grupos y seguirán un calendario más lento que iniciará con base de congelación en 2024 0 2028, las etapas finales del proceso de reducción están previstas para el 2045 o 2047.

Las Partes que no operan bajo el Articulo 5 no estan sujetas a una fecha de congelación; su primera medida de control es una reducción del 10% o 5%. Varias Partes no-Articulo 5 (Bielorrusia, la Federación Rusa, Kazakstán, Tayikistán y Uzbekistán) tiene una formulación diferente para calcular la línea base y pasos iniciales diferentes a los de otras Partes no-Articulo 5. Las fechas finales de eliminación son las mismas para todas las partes No-Articulo 5 (producción y consumo).

La Partes del Articulo 5 se dividen en dos grupos:

 

Grupo 1:  La mayoría de las Partes del Artículo 5.

Grupo 2: Bahréin, India, Irán, Kuwait, Omán, Pakistán, Catar, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos.

 

Al Grupo 2 aplican pasos de congelación y eliminación para los HCFs que son posteriores a los Grupos 1. La fecha de congelación en cuatro años después (2028 comparado a 2024).

 

Resumen:

 

Cronograma de reducción:

 

 

Medidas activas por las Partes

Medidas activas para implementar Enmienda de Kigali y planificar la reducción del consumo de los HFC.

  •       Desarrollo de una estrategia nacional para alcanzar los objetivos de reducción gradual de la manera        

             más práctica y costo-efectiva.

  •       Preparación y aplicación de la legislación pertinente
  •       Establecimiento de sistemas de administración apropiados a nivel nacional
  •       Interacción con las partes interesadas pertinentes para ayudar a desarrollar e implementar la estrategia nacional de reducción de los HFC.

Beneficios de Enmienda de Kigali

La reducción de los HFC aportara beneficios ambientales y así mismo mejoras en la eficiencia energética de las empresas que utilicen los sistemas de refrigeración, aire acondicionado y bombas de calor.

Valores de Potencial de Calentamiento Global (PCG)

El protocolo de Montreal ha adoptado valores estándares de registro con relación al PCG de los HFC y algunos HCFC y CFC seleccionados, que han sido incorporados al texto del Protocolo en los anexos A, C y F.

Al momento de calcular los niveles de producción, consumo, importación, exportación y emisiones de HFC y HCFC y CFC, estos deberán expresarse en equivalente de CO2 (toneladas ponderadas de PCG). Y cada parte deberá utilizar los valores de PCG contenidos en los anexos A, C y F para hacer dichos cálculos.

En el caso de sustancias (por ejemplo HCFC) para las que no se indica un PCG en el anexo respectivo, se aplicará un valor por defecto de cero.


 

Los valores de PCG que aparecen arriba son para refrigerantes de composición sencilla. Cuando se trata de mezclas (o combinación) de más de un refrigerante, el PCG se calcula como un promedio ponderado de la masa de los componentes individuales. Es decir, para calcular el PCG de una mezcla, simplemente se suman los PCG de los componentes individuales en proporción a su masa.

Beneficios de Enmienda de Kigali

La reducción de los HFC aportara beneficios ambientales y así mismo mejoras en la eficiencia energética de las empresas que utilicen los sistemas de refrigeración, aire acondicionado y bombas de calor.

 

 

Para más información ver:

Ficha técnica Programa, Acción por el Ozono, (PNUMA): La Enmienda de Kigali de Protocolo de Montreal: Eliminación de los HFC.

Ficha técnica de Programa, Acción por el Ozono, (PNUMA): Hoja informativa núm. 1 sobre la Enmienda de Kigali: Introducción a la Enmienda de Kigali.