Guatemala envía propuestas de reducción de emisiones

Fecha de publicación: 14 / oct / 2015

En la última reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), celebrada en Lima, Perú en 2014, los países signatarios, incluyendo Guatemala acordaron presentar información sobre sus aportes para reducir emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

A estos aportes se les denomina Contribuciones Previstas Nacionalmente Determinadas (INDC, por sus siglas en inglés) que son los compromisos de reducción de emisiones de GEI, para el período 2020 – 2030 en el marco de cada país.

Guatemala hizo entrega de sus INDCs a finales de septiembre.  Esta información será una de las bases para la próxima reunión de la Conferencia de las Partes, que se realizará en noviembre de este año en París, Francia.  Durante esta reunión, los líderes de los países del mundo, incluyendo a la delegación de Guatemala negociarán un acuerdo global sobre sus propuestas para reducir emisiones de GEI.  El objetivo común es evitar alcanzar un incremento en la temperatura mayor a los 2°C respecto a niveles pre-industriales.

A continuación se describen las propuestas enviadas por el país:

Propuesta No condicionada: De acuerdo al principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas y sus actuales capacidades, Guatemala planifica lograr una reducción del 11.2% de sus emisiones GEI totales del año base 2005 proyectado al año 2030. Esta reducción del 11.2% implica que las emisiones, en un escenario tendencial (BAU por sus siglas en inglés) de 53.85 millones de toneladas de CO2 equivalentes para el año 2030, serán reducidas a un valor de 47.81 millones de toneladas de CO2 equivalentes en ese año.

Propuesta Condicionada: Guatemala plantea una reducción más ambiciosa que la anterior, de hasta el 22.6% de sus emisiones GEI totales del año base 2005 proyectado al año 2030. Esta reducción del 22.6% implica que las emisiones, en un escenario tendencial (BAU) de 53.85 millones de toneladas de CO2 equivalentes para el año 2030, serían reducidas a un valor de 41.66 millones de toneladas de CO2 equivalentes en ese año (ver Figura 1). Como condición para alcanzar esta meta ambiciosa, será necesario contar con el apoyo técnico y financiero necesario proveniente de recursos internacionales públicos y privados, nuevos y adicionales.

En el siguiente enlace puede encontrar los INDCs enviados por Guatemala: