En el marco del Proyecto Paisajes Productivos Resilientes al Cambio Climático y Redes Socioeconómicas Fortalecidas en Guatemala (PPRCC), expertos en microfinanzas, a través de un Panel Foro, abordaron la temática sobre “El rol de las microfinanzas en la adaptación al cambio climático”.

Guatemala, 27 de mayo de 2016.- Con el objetivo de analizar las barreras existentes y buscar soluciones en relación a las microfinanzas y su rol en la adaptación al cambio climático, el Proyecto PPRCC examinó la situación actual de los servicios microfinancieros disponibles y su apertura al sector agrícola, forestal y pecuario. Expertos en la temática financiera, representantes del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), entidades de gobierno, municipales, sociedad civil y la Unidad de Gestión del Proyecto (UGP), participaron en el Panel Foro realizado en el municipio de Panajachel departamento de Sololá.

Los expertos que participaron en el Panel Foro, discutieron y desarrollaron una serie de temas de los cuales se pueden mencionar, las necesidades de financiamiento en el área rural y las fuentes existentes de financiamiento para medidas de adaptación al cambio climático en el sector agrícola, forestal y pecuario; se identificaron las barreras y ajustes requeridos para que el sector microfinanciero incursione en el financiamiento de las áreas rurales vulnerables a los efectos del cambio climático, entre otros.

 

Dentro de los objetivos del Proyecto PPRCC se encuentra la asistencia técnica para determinar la viabilidad que mecanismos de microfinanciamiento existentes permitan otorgar financiamiento a aquellas actividades agrícolas, forestales o pecuarias que contribuyen a la resiliencia al clima y proporcionar recomendaciones para su diseño e implementación.

El Proyecto PPRCC está siendo ejecutado por el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), implementado por PNUD y financiado por Adaptation Fund, tiene intervención en 7 municipios del departamento de Sololá y en 5 del departamento de Suchitepéquez, los cuales se seleccionaron en base al índice de calidad de vida, frecuencia de eventos hidrometereológicos extremos, presencia de zonas de recarga hídrica y porcentaje de población indígena.