MARN promueve diálogo entre pobladores de Casillas, Santa Rosa

Fecha de publicación: 23 / jun / 2017

Enjambre de sismos es originado por causas geológicas a varios kilómetros de profundidad de la Tierra, según el dictamen técnico-científico del Insivumeh

 

Viceministro de Ambiente, Alfonso Alonzo, presidió la mesa de diálogo con distintos sectores en Casillas, Santa Rosa.

 

En una mesa técnica interinstitucional de trabajo, el viceministro de Ambiente, Alfonso Alonzo, dio a conocer ante pobladores y representantes de los Cocodes del municipio de Casillas,  Santa Rosa, un informe técnico-científico emitido por el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), el cual revela que el origen de un enjambre de sismos de baja magnitud, ocurridos recientemente en el área donde se asienta la población, son producidos por causas naturales asociadas al movimiento de placas tectónicas a varios kilómetros de profundidad de la Tierra.

 

Técnicos del Insivumeh habían acordado con los Cocodes la instalación de un sismógrafo en el centro del poblado, con el propósito de recopilar información científica que diera pistas confiables acerca del origen de los temblores.

El instrumento pudo reunir información durante un periodo de 15 días (del 1 al 15 de junio), y cuyos resultados determinaron que los movimientos telúricos de baja intensidad (el mayor apenas supera los 2 grados en escala Richter), son por causas naturales, es decir, de origen geológico asociado al movimiento de placas tectónicas.

 

 

Este informe, firmado por el geólogo Francisco Juárez y el sismólogo Luis Arriola, ambos del Insivumeh, también detalla que los suelos se conforman por depósitos de piedra pómez y ceniza de origen volcánico, además de estar muy cercanos a la falla de Jalpatagua. Estas características combinadas hacen del lugar una zona vulnerable a estos movimientos de tierra en forma periódica e histórica desde hace miles de años, detalla el documento.

En la mesa también participó el geólogo independiente Luis Contreras, quien además de respaldar dicho informe, agregó que la mina opera muy cerca de las jurisdicciones de otras municipalidades como San Rafael Las Flores, Cuilapa, Barberena, Santa Cruz Naranjo, Santa Rosa de Lima, además de Casillas, y que solo en esta última localidad se han registrado los movimientos telúricos, y a varios kilómetros de profundidad.

Con ello queda descartado que dichos movimientos deriven de las actividades de una minera que opera en la región, por lo que el viceministro Alonzo llamó a la calma a los pobladores de Casillas y los instó a respetar el derecho a la libre locomoción que existe en el país, además de insistir en la vocación de diálogo de las autoridades del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y del Gobierno del presidente Jimmy Morales.

El alcalde de Casillas, Adrián Samayoa, agradeció la presencia de personeros del MARN y de las otras instituciones oficiales, ya que gracias a esta intervención, muchas dudas fueron aclaradas. Además espera, que al socializar los resultados del informe con el resto de pobladores, se levanten las medidas de hecho para que todo vuelva a la normalidad en el área, expresó.

También se presentaron los resultados de las muestras que el Departamento de Recursos Hídricos del  MARN ha realizado a las aguas servidas de dicha mina desde el año 2012 hasta mayo del año 2017, los cuales, según los análisis del Laboratorio Nacional de Salud, revelan la existencia de grasas y aceites, pero no materiales pesados, como cianuro o plomo.

La mesa de trabajo interinstitucional, presidida por el viceministro Alfonso Alonzo, se realizó en el salón municipal de Casillas, lugar donde se dieron cita representantes de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Congreso de la República, Ministerio de Gobernación,  Procuraduría de Derechos Humanos y de la Municipalidad, así como de los Comités Comunitarios de Desarrollo (Cocodes).