4. Proceso de Elaboración de Planes de Manejo de Microcuencas (PMMC)

El Plan de Manejo de Microcuenca (PMMC) es de mediano plazo, durará cinco años. Para desarrollar una gestión más eficiente se recomienda practicar revisiones y actualizaciones del plan de manejo cada vez que se
elabore el Plan Operativo Anual –POA– de la microcuenca.

Como mínimo, el Plan de Manejo de Microcuenca debe incluir los siguientes componentes:

 

1. Sensibilización sobre la importancia de tener un plan de manejo.

2. Caracterización de la microcuenca (visión comunitaria y técnica).

3. Diagnóstico y análisis de resultados (narrativo, con mapas y matrices).

4. Planificación del manejo de la microcuenca.

  • Visión del estado de la microcuenca para cinco años.
  • Objetivos e indicadores estratégicos.
  • Líneas de acción y perfiles de proyectos.
  • Gestión y negociación de los proyectos.
  • Ejecución del plan y proyectos.
  • Plan de monitoreo, evaluación, seguimiento y sistematización de la microcuenca.
  • Monitoreo de avance del cumplimiento del plan de manejo.
  • Evaluación de impacto de la implementación del plan de manejo (mejora en la cantidad y calidad del agua, incremento en las áreas boscosa, reducción de las tasas de erosión, mejora de las condiciones económicas de la población, entre otras).

Cada uno de los componentes se describe en las siguientes secciones. En los anexos se da información complementaria y ejemplos ilustrativos para ayudar a la comprensión de las diferentes partes del PMMC.

 

4.1 Sensibilización sobre la importancia de tener un plan de manejo

Se recomienda que para poder tratar de una forma ordenada los aspectos esenciales de la importancia de la construcción del Plan de Manejo de la Microcuenca se realice un taller. En el mismo deben participar todos los integrantes del Consejo de Microcuenca. El tema general a desarrollar es:

El manejo sostenible de la microcuenca
Dinámica

El facilitador, debe abordar este tema desde un momento de reflexión acerca de la situación de la Microcuenca (como está), qué se visualiza hacia el futuro (como desearían que fuera) y qué acciones se pueden concretar para mejorar tal situación.

Esta actividad se puede conducir de varias maneras, por ejemplo, mediante una discusión en plenaria, animada por preguntas generadoras como las siguientes:

  • ¿Se está deteriorando nuestra microcuenca?
  • ¿Por qué afirmamos eso?
  • Si hay deterioro en la microcuenca, ¿por qué está ocurriendo?
  • ¿Qué sucederá con las poblaciones si las cuencas cada vez generan menos bienes y servicios?
  • ¿En cuánto tiempo podrían ocurrir los desastres y qué daños causarían?
  • ¿Qué debemos hacer para evitar que se deteriore nuestra microcuenca?
  • ¿Quiénes deben participar?
  • ¿Por qué deben participar?
  • ¿Cómo nos podemos organizar?
  • ¿Necesitamos un plan para ponernos de acuerdo y trabajar en
    equipo para realizar mejor manejo de la microcuenca?

 

4.2 Caracterización de la microcuenca

La caracterización es el proceso para determinar los atributos particulares de la microcuenca y se efectúa en dos niveles; desde la perspectiva de:

a) los comunitarios
b) los técnicos

4.2.1 Perspectiva comunitaria

El objetivo de realizar la caracterización con los actores clave de la microcuenca consiste en establecer la situación actual de los recursos físicos y humanos de ésta para visualizar cuál será la situación en el futuro.

Conceptualmente, la caracterización se fundamenta en los medios de vida sostenible y recursos de la comunidad, conocidos también como capitales (recursos) de la comunidad.

Este marco conceptual ordena los recursos en dos grandes grupos:

  • Humanos, que a la vez se subdividen en recursos humanos, sociales, políticos y culturales.
  • Materiales, los que incluyen los recursos naturales, financieros y construidos.

Se han de identificar y delimitar los siguientes recursos:

  • Humano: población, educación, habilidades, capacidades, salud, autoestima y liderazgo.
  • Social: organización, confianza mutua, reciprocidad, acción grupal, identidad colectiva, sentido de un futuro compartido y trabajo en conjunto.
  • Cultural: cosmovisión, símbolos, conocimiento local, idioma y lenguaje, maneras de ser, definición de lo que es cambiable y prácticas de uso de recursos.
  • Político: organización local, conexiones de la organización local con otras instituciones y organizaciones de diversos niveles, acceso a instancias de decisión.
  • Naturales: aire, agua, suelos, biodiversidad y paisaje.
  • Financiero: recursos productivos (cultivos, maquinaria u otros), ahorros, préstamos y créditos, inversiones, impuestos, exenciones de impuestos y donaciones.
  • Construido o infraestructura física: vivienda, alcantarillado, carreteras, puestos de salud, comunicaciones, electricidad y escuelas.

La etapa de caracterización considera dos pasos fundamentales:

  • Identificación, por parte de los técnicos, de los recursos existentes en cada comunidad de la microcuenca.
  • Identificación, por parte de los comunitarios, de los recursos existentes, relevantes para la microcuenca.

4.2.2 Procedimiento para identificar los recursos existentes

Para que el técnico efectúe la caracterización de los recursos de las comunidades se proponen los siguientes pasos:

a. Búsqueda de información secundaria

Consiste en la localización de las fuentes de información secundaria de más fácil acceso y consulta.

Las fuentes de información secundaria pueden ser, entre otras:

  • Técnicos conocedores del área de las instituciones, entidades y proyectos identificados.
  • Documentos que las instituciones, entidades y proyectos tengan disponibles para quienes realizan el trabajo.

Para ubicar tanto a los técnicos como los documentos, se sugiere acudir a la Municipalidad, ya que la mayoría de ellas cuentan con Oficina Municipal de Planificación –OMP–, donde se encuentra información básica relacionada con el municipio.

El centro de salud, la coordinación técnica administrativa de educación, la oficina forestal municipal también constituyen fuentes secundarias de información y están cercanas o dentro de la microcuenca que se desea caracterizar.

En el ámbito departamental, regional y nacional se identifican como fuentes secundarias al Instituto Nacional de Estadística –INE–, la Secretaria General de Planificación –SEGEPLAN–, diversos proyectos y otras entidades públicas y privadas.

Se recomienda preparar una matriz para organizar las fuentes secundarias de información. En ella se identifica con una marca, en las columnas correspondientes, qué información acerca de la microcuenca se puede obtener en cada una de esas fuentes.

b. Recopilación de información primaria

La información secundaria es necesario complementarla con información de fuentes primarias. Para ello es conveniente consultar a otros a técnicos del área, promotores locales y maestros. La información que se solicitará a estas personas se ha de relacionar con los siguientes aspectos cualitativos: recursos políticos, sociales, culturales y de riesgo.

La forma de captar esta información es por medio de entrevistas semi estructuradas que se aplican a los actores clave. Los temas se definen a partir de los vacíos de información que hayan quedado después de efectuar el trabajo con las fuentes de información secundaria.

c. Elaboración del Informe de caracterización de recursos por comunidad

Este informe debe ser claro, conciso y abundante en contenidos que describan las causas del problema y las consecuencias.

Se pretende que las personas que lean el informe entiendan con facilidad y rapidez de qué se trata, dónde y cómo está lo que se menciona.

4.2.3 Procedimiento para identificar los recursos relevantes (comunitarios)

Para realizar la caracterización de los recursos relevantes de la microcuenca se desarrollarán dos talleres:

a) Taller de conocedores

Dinámica

Se inicia con la identificación de las personas a quienes se invitará a que participen en el taller. Estas personas deben representar a la parte alta, media y baja de la microcuenca. Se trata de integrar un grupo reducido de personas representantes de las comunidades (menos de 10), que se caractericen por poseer suficiente conocimiento de la microcuenca.

Se sugiere que la convocatoria para asistir al taller la efectúe una autoridad del municipio, preferentemente el alcalde o quien dirija la oficina municipal de planificación. Para garantizar la participación se recomienda dar seguimiento a la convocatoria. Esto significa asegurarse de que las personas recibieron la invitación, saben con exactitud el lugar, la fecha y la hora en que se realizará. Conviene convocar por vía telefónica, mediante visitas u otro medio acostumbrado en la localidad.

El material que se utiliza en este primer taller lo preparará el equipo técnico. Consiste en resumir y dar a conocer la información primaria y secundaria recabada en el paso anterior, usando como punto de partida los mapas y matrices de las comunidades.

Los mapas y matrices que se usan en este taller corresponden a toda la microcuenca, no a una comunidad en particular.

Las actividades que se desarrollan en el taller son las siguientes:

  • Escuchar las expectativas de las y los participantes.
  • Explicar los objetivos del taller y compararlos con las expectativas planteadas por las y los participantes.
  • Revisar los conceptos básicos para la formulación del plan de manejo: microcuenca y recursos de la comunidad (como recurso didáctico es recomendable utilizar una maqueta).
  • Presentar los aspectos relevantes encontrados en la microcuenca por el personal técnico (matriz para los recursos humanos y mapa para los recursos materiales), como producto del análisis de la información secundaria.
  • Elaborar participativamente un mapa de los recursos materiales relevantes en la microcuenca a partir de la revisión y comentario de la información presentada por el técnico. Ver anexo 7.
  • Elaborar, en grupos de trabajo, las matrices con datos de la situación de los recursos existentes en la microcuenca y discusión en plenaria.

b) Taller de validación

Este segundo taller permite la participación activa de otros actores clave de la microcuenca para la identificación de la situación de los recursos existentes. Se parte de la información y materiales generados en el primer taller.

Dinámica

Para participar en este taller se convoca a personas clave de todas las comunidades de la microcuenca; se emplea un procedimiento similar al del primer taller. De preferencia se debe convocar a autoridades locales, quienes por lo general nombran a un representante oficial de la municipalidad.

En este taller la herramienta básica de trabajo es el método de Metaplan. Este se basa en el uso de tarjetas de varias formas y colores para ordenar
la información, trabajo de grupos y discusiones en plenaria.

Además de la visualización de todas las discusiones por medio de mapas y matrices.

Durante el taller se realizan las siguientes actividades:

  • Informarse de las expectativas de las y los asistentes a la actividad (mediante la formación de parejas, uso de tarjetas y presentación en plenaria).
  • Familiarizarse con los conceptos básicos para la formulación del plan de manejo de microcuenca y recursos de la comunidad (como recurso didáctico es recomendable utilizar una maqueta). Lo ideal es que esta actividad sea facilitada por uno de los comunitarios que asistieron al taller anterior.
  • Socializar la información generada en el taller anterior, acerca de los recursos de las comunidades. Lo ideal es que esta actividad la realice uno los actores que asistieron al taller anterior.
  • Elaborar un mapa de los recursos materiales de mayor relevancia en la microcuenca partiendo del análisis de la información proveniente del primer taller.
  • Elaborar, en grupos de trabajo, matrices de la situación de los recursos existentes en la microcuenca y luego, discusión en plenaria.
  • Realizar una evaluación del taller respondiendo a las preguntas: ¿Qué estuvo bien en el taller? ¿Qué es mejorable? ¿Qué sugerencias se tienen? Para agilizar y tener opiniones de todas las personas se sugiere utilizar las tarjetas en las cuales cada participante responde las preguntas en tarjetas separadas. Siempre que las personas participantes lo autoricen, es recomendable tomar fotografías al momento de validar; además, levantar un acta mediante la cual se hace constar el compromiso de las y los participantes.

c) Elaboración del Informe de Caracterización de los Recursos Relevantes de la Microcuenca

Se realiza para que las comunidades y los técnicos cuenten con una descripción gráfica (mapas y matrices) de los recursos de la microcuenca, que reflejan la tarea realizada y la información obtenida mediante la participación de comunitarios con el acompañamiento del personal técnico.

Contenido del informe

Debe ser claro, conciso, gráfico y guardar relación con el caso. Se recomienda centrar el contenido del informe en dos elementos básicos:

  • Las matrices de información.
  • Los mapas de recursos.

En las matrices se refleja la información de los recursos humanos y en los mapas, la de los recursos materiales. Los mapas se fotografían para conformar el archivo digital.

El informe de microcuenca deberá considerar dos usuarios principales: los comunitarios y los técnicos. Ambos sectores deben recibir copia del informe de microcuenca y de la comunidad.

Los integrantes del Consejo de Microcuencas conservan mapas y matrices originales generadas en el proceso; los técnicos los tendrán en formato digital, fotografías de los mapas y de las matrices.

4.2.4 Caracterización desde la perspectiva técnica

Se realiza con el propósito de identificar las características principales de la microcuenca partiendo de la visión técnica; servirá de base para practicar el monitoreo técnico.

La Caracterización biofísica comprende los siguientes aspectos:

a) Identificación de las Principales características topográficas, fisiografía, relieve y geomorfometría de la microcuenca.

b) Caracterización climática de la microcuenca y análisis de los elementos climáticos como temperatura, precipitación, humedad relativa, evapotranspiración, velocidad del viento, principalmente.

c) Determinación de las características hidrológicas, fuentes de aguas superficiales y subterráneas, calidad y cantidad de los recursos hídricos.

d) Identificación de las condiciones geológicas y edáficas de la microcuenca.

e) Determinación de las condiciones de cobertura vegetal, uso de la tierra y recursos forestales.

f) Determinación de la riqueza en biodiversidad respecto a flora y fauna, y áreas protegidas declaras y potenciales, y ecosistemas especiales en la microcuenca.

 

 

La caracterización técnica puede realizarse al mismo tiempo que el proceso comunitario o después de haberse concluido éste. No se aconseja hacerla antes, pues lo que se observa en ella permite completar la visión.

También constituye el estudio de base para el monitoreo de la microcuenca desde la perspectiva técnica, de la cual se encuentran más detalles en el monitoreo del estado de la microcuenca.

.

 
   
 

Ya empoderados de la importancia de construir un plan de manejo de su Microcuenca, inician las acciones concretas para elaborarlo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver ejemplo de matriz
en Anexo 4 pdf
y el formato editable rtf en el Anexo 5

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver Anexo 6
en formato editable rtf
y Anexo 7 pdf.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La metodología de Metaplan se describe en el Anexo 8 pdf.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.